Láser CO2

 A los distintos tratamientos existentes sumamos una nueva solución laser para el bienestar integral de la zona íntima femenina.

El tratamiento con laser combina la potencia fototérmica con la delicadeza de tratamiento necesaria en una zona tan sensible como el interior de la vagina. Estos tratamiento se pueden aplicar en la huella que deja en las mujeres los embarazos, los partos o la menopausia.

El láser de CO2 fraccionado produce un efecto térmico controlado y de gran precisión en la mucosa vaginal, provocando una contracción y retensado del tejido, que devuelve al canal vaginal su elasticidad natural. La energía láser depositada a lo largo de la pared vaginal, calienta el tejido sin dañarlo, estimulando la formación de nuevo colágeno en la fascia endopélvica. Los procedimientos son fáciles de realizar, no tienen complicaciones y la recuperación es muy rápida, ya que no es son necesarias ni la cirugía, ni incisiones.

 

 

El tratamiento con laser combina la potencia fototermica con la delicadeza de tratamiento necesaria en una zona tan sensible como el interior de la vagina

TRATAMIENTOs

Sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema que afecta a muchas mujeres. Aunque se suele asociar a la menopausia, puede afectarle en cualquier fase de su vida.

Hay dos elementos que contribuyen a tener una buena salud vaginal: la flora y la mucosa. En condiciones normales, la pared de la vagina produce un lubricante natural (mucosa) que ayuda a mantener la zona hidratada. Paralelamente, un buen estado de la microbiota o flora vaginal, que son el conjunto de microorganismos que habitan y protegen la vagina de manera natural y sin causar daño, también contribuye a una buena salud. Cuando este equilibrio entre ambas se rompe, es cuando se produce la sequedad vaginal.

Puede provocar dolor durante las relaciones sexuales o ardor al orinar. Además, los síntomas más comunes son la irritación, sensación de tirantez, dolor, ardor o picazón, y poco flujo o casi nulo.

Si tienes estos sintomas, acude a nuestro centro, donde despues de diagnosticarte el origen del problema te ofreceremos el mejor tratamiento. 

Incontinencia urinaria

La sequedad vaginal es un problema que afecta a muchas mujeres. Aunque se suele asociar a la menopausia, puede afectarle en cualquier fase de su vida.

Hay dos elementos que contribuyen a tener una buena salud vaginal: la flora y la mucosa. En condiciones normales, la pared de la vagina produce un lubricante natural (mucosa) que ayuda a mantener la zona hidratada. Paralelamente, un buen estado de la microbiota o flora vaginal, que son el conjunto de microorganismos que habitan y protegen la vagina de manera natural y sin causar daño, también contribuye a una buena salud. Cuando este equilibrio entre ambas se rompe, es cuando se produce la sequedad vaginal.

Puede provocar dolor durante las relaciones sexuales o ardor al orinar. Además, los síntomas más comunes son la irritación, sensación de tirantez, dolor, ardor o picazón, y poco flujo o casi nulo.

Si tienes estos sintomas, acude a nuestro centro, donde despues de diagnosticarte el origen del problema te ofreceremos el mejor tratamiento. 

Síndrome de relajación vaginal

El síndrome de relajación vaginal es una alteración del correcto funcionamiento de la vagina, muy frecuente en mujeres que han sufrido uno o más partos. También puede asociarse a la obesidad, los cambios hormonales y al envejecimiento natural. Además de no sentir placer sexual, este síndrome también puede provocar otros síntomas, como las pérdidas de orina.

El tratamiento con láser es mínimamente invasivo, no provoca efectos no deseados ni complicaciones y permite un retorno inmediato a las actividades normales tras la terapia. 

Verrugas genitales o condilomas

Las verrugas genitales son la infección de transmisión sexual más frecuente. Son proliferaciones benignas en su mayoría debidas a la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH), pero requieren hacer diagnóstico diferencial con otras ITS como los condilomas planos sifilíticos o molluscum contagiosum. La vía de transmisión fundamental es la sexual, por contacto directo.

Hay multitud de tratamientos, le recomendaremos el que mejor se adapte a su caso, incluso disponemos de los recursos necesarios para su eliminación en una sola sesión con el uso de láser de CO2.